Ajuntament de Sant Joan de Labritja
971 33 30 03 - info@santjoandelabritja.com
municipio.jpg
cabecera_mnc.jpg

Impresos varios

banner certificados

perfil contratante

folletoVirtualSenderismo

BannerFacebook

OficinaVirtual

Situacion

El Municipio de Sant Joan de Labritja, situado al noroeste de la Isla, con una extensión aproximada de 120 Km2, y ecológicamente bien conservado, se compone de cuatro Parroquias: Sant Joan de Labritja, Sant Miquel de Balanzat, Sant Vicent de Sa Cala y Sant Llorenç, que forman un conjunto de pequeñas agrupaciones urbanas de carácter rural.

Sant Joan de Labritja, ofrece, ante todo un paisaje privilegiado, que se configura a partir de abundantes casas payesas que salpican de blanco el verde de los montes, de fértiles campos de cultivo y de calas y playas de aguas cristalinas que se ocultan entre los acantilados de aspecto abrupto y escarpado, paraíso de los buceadores y de los amantes de excursiones, senderismo y contacto con la naturaleza.

Los principales núcleos turísticos del Municipio son Cala de Portinatx, Port de Sant Miquel y Cala de Sant Vicent, los cuales cuentan con todo tipo de servicios para los visitantes. Existen además numerosas calas de gran belleza natural a lo largo de la costa, en las que podrá disfrutar de gran tranquilidad y belleza, como son Benirrás, Cala Xarraca, S’Illot, Cala den Serra, Cala Moltons, etc…

Nuestro municipio, cuenta también con diversos núcleos de gran interés histórico y cultural. Las Iglesias rurales son monumentos de gran belleza, muy característicos de la arquitectura tradicional ibicenca. Son edificaciones centenarias de gruesos muros blancos y patios empedrados en el exterior con un pequeño cementerio adosado

La gastronomía pitiusa viene condicionada por la propia historia de estas islas. Con productos de ofrece la tierra y el mar, se configuran los suculentos platos típicos ibicencos, y en el Municipio de Sant Joan, la oferta de buenos restaurantes es muy extensa.

El Municipio de Sant Joan de Labritja, cuenta además con el encanto de una variada y completa red de alojamientos rurales, capaces de conservar el sabor del pasado y de ofrecer todas las comodidades del mundo actual. Se trata de establecimientos aislados, tranquilos, que permiten sentirse como en casa, vivir el tradicional ambiente del campo ibicenco y que invita al Turismo Familiar.