Ajuntament de Sant Joan de Labritja
971 33 30 03 - info@santjoandelabritja.com
cultura.jpg
cabecera_clt_1.jpg

banner certificados

perfil contratante

folletoVirtualSenderismo

BannerFacebook

OficinaVirtual

História general

La historia del Municipio de Sant Joan de Labritja es la común a la del resto de la Isla. Así, se conoce que los primeros humanos podrían haber llegado a las islas de Ibiza y Formentera hacia el 5.000 a. C. No obstante, las evidencias más antiguas datan del 2.000 a. C. En la isla de Ibiza existen algunos enclaves con restos arqueológicos que datan del l.500 a. C. Aproximadamente. Aunque nunca llegaron a instalarse en Ibiza y Formentera, los griegos ya conocían la belleza de estas islas y fueron ellos precisamente quienes las bautizaron como “islas Pitiusas”, que quiere decir islas de pinos.

Ibiza fue poblada por los cartagineses en el s. VII a. C., los cuales le pusieron el nombre de Ibosim y, debido a su excelente posición estratégica, se convirtió en un importante punto comercial del Mediterráneo Occidental. Destruida Cartago por las fuerzas de Roma (después de la 2ª Guerra Púnica), Ibiza pasó a ser la Ebusus de los romanos hacia el s. I d. C. La dominación romana se prolongaría por espacio de más de cinco siglos.

En el s.V Ibiza y Formentera quedan anexionadas al Imperio Vándalo Norteafricano de Genserico. Pero la presencia vándala en las Pitiusas apenas dejó huella. En el año 534 las Pitiusas y el resto de las Baleares son ocupadas por los bizantinos, pueblo que combatió a los vándalos que ocupaban las islas. Los musulmanes llegaron a las Pitiusas a principios del s. VIII, pero fue en el año 902 cuando se anexionó formalmente Yebisah (Ibiza) al Califato de Córdoba. Desde ese momento, la isla pasó a depender administrativamente de Mallorca y, además, de Córdoba.

Los árabes dejaron una profunda huella en las Pitiusas. Los musulmanes poblaron Ibiza, enriquecieron notablemente su agricultura, sus obras hidráulicas y su cultura. Todavía hoy las Pitiusas están repletas de topónimos que delatan la presencia árabe. El 8 de Agosto de 1.235 tuvo lugar la conquista catalana por parte de Jaume I el conquistador. La expedición que conquistó la isla a los árabes fue promovida por el arzobispo electo de Tarragona, Guillem de Montgrí, auxiliado por Nuno Sanç, el Conde de Rosselló, y el infante Pedro de Portugal, que luego se repartirían las Pitiusas de forma proporcional al esfuerzo aportado por cada uno en la contienda. Uno de esos términos que se formaron fue el llamado “Cuartón de Balanzat” en el que, hoy en día, quedaría incluido el Municipio de Sant Joan de Labritja.

Con la conquista catalana, las pitiusas se reincorporaban a la cristiandad y al mundo occidental. La mayoría de los antiguos pobladores islámicos fueron reemplazados por catalanes. Rápidamente se instituyó un órgano de autogobierno para toda la isla: “la Universitat”, especie de ayuntamiento único. En esa época las incursiones piratas eran frecuentes, a causa de las cuales se construyeron las características iglesias rurales, con aspecto de fortaleza. También fue “la Universitat”quien decidió construir las primeras Torres de Defensa en el s.XVI.

Toda ésta época terminó en el s.XVIII, a causa de la Guerra de Sucesión a la Corona española. La victoria de Felipe V en aquella guerra y la implantación del Decreto de Nueva Planta trajo consecuencias desastrosas para la cultura insular, ya que las islas quedaron incorporadas “por derecho de conquista” al sistema castellano. Todas sus singularidades, incluida “la Universitat”, fueron suprimidas. Desde entonces hasta prácticamente el año 1.960 la isla no conoció cambios sociales o económicos de importancia. La llegada del Turismo de masas en aquella década y la apertura del aeropuerto de Ibiza en el año 1.958 representaron otro hito histórico. La masiva llegada de turistas y emigrantes peninsulares modificó una sociedad y una cultura que habían permanecido intactas durante cientos de años.